El frío VS La piel

  • 11 mayo, 2016

El otoño comienza a hacerse fuerte y poco a poco nos enfrentamos a días más fríos. Y precisamente esta bajada de temperaturas no es la mejor aliada de nuestra piel, pues se convierte en el mejor caldo de cultivo para que se pongan de manifiesto problemas cutáneos como las rojeces, que suelen padecer las personas de piel sensible. Aunque en sus inicios no reviste más problemas que los puramente estéticos, los dermatólogos opinan que desde los primeros síntomas deben tomarse las medidas oportunas, porque en torno a los 35 o 40 años puede derivar en rosácea, una afección dérmica mucho más severa.

¿Cuáles son los efectos del frío en nuestra piel?

El frío causa vasoconstricción en los capilares de la piel, los capilares se contraen disminuyendo la irrigación. Esto causa que no lleguen suficiente oxigeno ni nutrientes a las células de la epidermis, dejando la piel con un aspecto apagado. También se retrasa el ciclo de la renovación celular y se acumulan las células muertas, causando una sensación de tirantez y falta de confort debido a que esta capa de células muertas impide que la secreción sebácea natural de la piel llegue a la superficie para lubricar y nutrir la epidermis, dejando la piel seca y sensible.

¿Cuál debe ser la rutina de cuidado facial de una persona de piel sensible?

Las pieles sensibles tienen que tener mucho cuidado a la hora de elegir productos cosméticos. La limpieza y la hidratación son imprescindibles, pero siempre utilizando productos adecuados para este tipo de piel.

Desde Laboratorios Lagos les recomendamos utilizar nuestros productos durante el otoño e invierno ya que contamos con una amplia gama de opciones que las ayudaran a mantener esa piel de la manera mas hidratada y cuidada posible.